TUBACEX

TUBACEX O CANTABRIA GANA

En el País Vasco no se apaga el fuego que ha levantado la noticia de que una de sus principales empresas como es la alavesa Tubacex monta una planta en Cantabria, concretamente en Marina de Cudeyo, junto al centro de datos del Banco Santander. El que se pica, ajos come, que decía mi abuela. No hace tanto que eran otras regiones las que sentían como una afrenta las exenciones fiscales que ofrecía Euskadi a la instalación de empresas en su territorio. El litigo duró años, pero en el intervalo se consiguió lo perseguido con la implantación de nuevas industrias. Ahora es Cantabria, a través de su Gobierno, la que ha sabido ofrecer mejores ventajas a Tubacex, y por eso ha decidido instalarse finalmente aquí. Son numerosas y variadas las críticas que se dirigen al Gobierno Vasco. Aunque lo cierto es que las empresas se instalan allí donde pueden recibir mejores contraprestaciones, y se sienten encima apoyadas con incentivos claros. Siempre he sentido envidia de la forma de actuar del empresariado vasco a la hora de defender sus intereses. Sería mucho decir que en Cantabria empezamos a actuar de igual manera, pero puede que lo de Tubacex sea un síntoma de cambio claro para atraer nuevas empresas hacia esta región.

En alguna red social he seguido estos días un cierto debate sobre la ayuda recibida por Tubacex. No caigamos en este error, porque si el País Vasco pudiera dar marcha atrás en su equivocación, haría tres cuartos de lo mismo. Lo que sobra es terreno industrial en todas partes gracias a la crisis, y ofrecer un buen enclave comunicado para fabricar tubos especiales no puede ser motivo para ver cosas raras. Eso se lo vamos a dejar a las buenas gentes del País Vasco que están enzarzadas en buscar el por qué de esta decisión de la siderúrgica Tubacex, que no es otra cuestión que Cantabria gana ya que tiene más que ofrecer.

2

Comments are closed.